Con el fin de ofrecer alimento a los perritos que por distintas causas están en situación de calle, este próximo 25 de julio se llevará a cabo el Primer Eco-Croquetatón, así lo anunció la presidenta del Comité Ejecutivo Municipal de Aguascalientes del PVEM, Saraí Ornelas Álvarez, quien pidió a la población a donar croquetas para estos animalitos desamparados.

 

En el marco del Día del Perro Callejero que se celebra este próximo 27 de julio, indicó que el lugar donde la gente podrán llevar sus donaciones será la sede del Partido Verde Ecologista, las cuales están ubicadas en Eduardo J. Correa, esquina con Manuel M. Ponce (a un costado del Jardín de San Marcos) con un horario de 10 am a 18 horas, además dijo que por cada kilo de croquetas que se recolecte los integrantes del CEM donarán otro kilo más, mismas que serán entregadas a voluntarios y asociaciones que rescatan perritos en situación de calle.

 

Saraí Ornelas Álvarez, presidenta del CEM de Aguascalientes del Partido Verde Ecologista de México explicó que de acuerdo a datos del INEGI en el 2019 en el país existían 18 millones de perros, de los cuales, el 80 por ciento eran considerados como callejeros, mismos que no tenían qué comer todos los días y continuamente se les veía buscando alimento en los botes y contenedores de basura o incluso en los puestos de comida que se encuentran en la calle.

 

Comentó que en el caso de Aguascalientes se estima que existen 100 mil perros sin dueño, sin embargo, esta cifra puede ser mayor por el alto grado de reproducción que tienen estos animalitos, además expresó que debido al descontrol poblacional canino  que existe  se generan varios problemas, entre ellos, agresiones hacia la población, contagio de enfermedades, sobrepoblación canina, afectaciones de la salud de las personas por el esparcimiento de heces al ambiente.

 

Saraí Ornelas Álvarez, presidenta del Comité Ejecutivo Municipal de Aguascalientes del Partido Verde Ecologista de México añadió que es lamentable como muchas personas que tienen perros al paso de los años los abandonan a su suerte, los llevan a las orillas de la ciudad o en el peor de los casos los llevan al antirrábico y ahí son sacrificados por lo costoso de su mantenimiento, “se habla de casi mil perros sacrificados mensualmente”.

 

SARAÍ