• Gracias a las protestas de la población, hoy están blindadas en Aguascalientes Bosque de Cobos y La Pona.

 

La Ley del Garrote aprobada recientemente por el Congreso de Tabasco es un atentado contra la libertad de expresión y no puede ser generalizada en los demás estados, incluso debe ser derogada inmediatamente, de lo contrario no habrá cárceles suficientes para todas las personas que decidan manifestarse, así lo dio a conocer el diputado del Partido Verde, Sergio Augusto López Ramírez, quien confío en que dicha ley no llegue a proponerse en el congreso local.

 

Indicó que el Partido Verde siempre ha estado a favor de que las personas se manifiesten libremente, en paz y sin ningún tipo de restricciones, ya que es un derecho ciudadano y una ley no puede acabar con este logro, detalló que el Estado de Tabasco con esta aprobación da malas señales a las personas al imponer sanciones de cárcel para todo aquel que quiera manifestarse, “la gente tiene todo el derecho de protestar, pero con esta ley todas las personas se verán afectadas”.

 

El también integrante de la Junta de Coordinación Política de la LXIV Legislatura, diputado Sergio Augusto López Ramírez explicó que continuamente en el Congreso del Estado se tienen manifestaciones diversas y muchas veces en su transitar bloquean arterias y obras, sin embargo, aclaró que el Poder Legislativo nunca les ha cerrado la puerta y jamás se las cerrará porque es un derecho que todo ciudadano tiene.

 

Comentó que hasta el momento no le ha sido notificado que esté preparándose una iniciativa de esta magnitud en Aguascalientes; detalló que el Partido Verde siempre ha estado a favor de la libre expresión de las personas, ya que si no existieran las protestas muchas acciones que van en contra del desarrollo social, económico, ambiental, entre otros, se realizarían, “la gente no debe de tener ningún problema a la hora de manifestarse”.

 

El también presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático de la LXIV Legislatura, diputado Sergio Augusto López Ramírez añadió que gracias a la presión social y las manifestaciones públicas, La Pona y Bosque de Cobos hoy están blindados “y si en Aguascalientes existiera la ley del garrote, muchas personas dejarían de protestar por temor a ser encarcelados y estos pulmones dejarían de existir”SALR SESIÓN 3