Actualmente, podemos observar cómo ha evolucionado el movimiento ciudadano a través de ONGs y otras asociaciones conservacionistas que hoy canalizan la reivindicación. Siempre un David contra Goliat, pero a su vez inasequibles al desaliento, luchando en favor de la sostenibilidad de los recursos naturales del planeta.

Día de la Tierra 2016, por un mundo mejor y más verde
En efecto, son minoría en una lucha que se libra en flagrante desigualdad, apenas sin apoyo institucional ni tampoco ciudadano, incapaces de hacer frente a los dramas ambientales que ocurren a diario por doquier. En un contexto marcado por la polución en sus más distintas formas, los eventos extremos o, por ejemplo, la extinción de especies a un ritmo endiablado.

Leer más: http://www.ecologiaverde.com/category/noticias-ecologicas/#ixzz4IRza49JL

Deja una respuesta